Me he mudado :)

Jelous churris!!!
Me he comprado un dominio propio, ohh si, si, mira que mayor que soy!!!XDD
No voy a borrar lo que ya está escrito pero ya no te van a llegar actualizaciones nuevas de este blog y lo he copiado todo todito en el nuevo así que no sé para qué sigues aquí.

Te enlazo mi nueva dirección para que no te pierdas ni una sola de mis idas de olla, ejem, quiero decir, de mis super-mega-interesantes disertaciones!! jajajajaja

Muchas gracias y un súper chuuuuuuu🙂

Pito, pito, gorgorito…

   En mi viaje a Londres tuve mucho, pero que mucho tiempo de escuchar mi música favorita, y como no los podcast de pensamiento positivo (soy fan, cualquier día me veis persiguiendo a Sergio Fernandez cuan loca enfervorecida) y fue así como se me iluminó la bombilla (si, a veces los cables hacen conexión y salta una chispa, deja de bailar el bizcocho y me da por pensar)y fui consciente de todas la decisiones que tengo que tomar a lo largo del día, desde que ponerme por la mañana hasta si darle a la siguiente pista del ipod. Por suerte ese día dejé esta, que me inspiró de sobremanera.

 Jugando a la ruleta rusa con mi vida.

   Parece, por mi modo de escribir y ver la vida, que soy una locuela de cuidado que toma las decisiones cuando se levanta un feliz martes sin pensar en las consecuencias…nada más lejos de la realidad. Bien es cierto que lo de sentarme con un papel y un boli no es mi estilo, y que los grandes cambios de mi vida ha llegado un día cualquiera andando por la calle, es como que una verdad se choca con fuerza contra mi, mis ojos se abren como platos y un “ahhh” se escapa de mis labios pero también es cierto que lo pienso muy mucho, tomo la balanza imaginaria y voy metiendo en un sitio u otro los pros y contras.

 Si está en un termino medio, elijo lo arriesgado.

   Hace tiempo que hice mía la frase “quien no arriesga, no gana” y fue a raíz de una historia que me pasó en Madrid y me marcó profundamente.

    Estaba un día en la biblioteca del museo Reina Sofia, rodeada de catálogos de arte, como una niña ante un montón de chuches, en la facultad de bellas artes de Granada jamás había dispuesto de un catalogo tan amplio, y ese sitio se convirtió en mi santuario donde pasar horas y horas, era pequeña y muy poco frecuentada, la luz natural entraba a raudales desde las claraboyas del techo, el olor a libro nuevo impregnaba el ambiente, en fin, mi mundo de Alicia en el país de las maravillas donde evadirme.

    Tenía tres o cuatro catálogos abiertos de Gustavo Torner (mi artista favorito del mundo mundial) y se me acercó un señor mayor a mirar por encima de mi hombro.

 

   – ¿Te gusta la obra de Gustavo?

   – Me encanta, es mi artista favorito (susurré para no romper el silencio reinante)

   El señor se sentó a mi lado y me miró durante unos instantes, como calibrando que clase de persona sería y si seria muy arriesgado hacer lo que vino a continuación (de ahí la importancia de una sonrisa franca para ganarte la confianza de un extraño en poco segundos, Toni Marco tiene un blog muy bueno sobre ello que recomiendo)

   – Pues es muy amigo mío, de hecho está ahora viviendo en Madrid. ¿Quieres conocerlo?

   Casi muero (a chorros XD) de la impresión, las palabras no salían de mis labios.

   – Seguro que a él le encanta conocerte

   Yo seguía ojiplática y con la mandíbula desencajada.

   – Mira hacemos una cosa, te dejo su teléfono y lo llamas. Así puedes visitar su casa y su taller 

   Hablamos a susurros un ratito más, le agradecí mil el gesto y le aseguré que lo llamaría.

 Arrepentirte de lo no hecho es el peor sentimiento😦

   ¿Que paso? Pues que por aquel entonces mi vergüenza y mi sentimiento de pequeñez e insignificancia no me permitieron llamar. Todos los días acariciaba el numero y mas de una vez lo marqué y colgué. Es decir que perdí la mayor oportunidad de mi vida, me perdí conocer a la persona que más me inspiró en mi carrera, de poder haber aprendido de él, de charlas interminables sonde tema intrascendentes. Me he imaginado mil millones de veces como habría sido. Así que en cuanto empecé a coger confianza en mi misma me prometí que tomaría las decisiones con cabeza siempre pero me quitaría los miedos de una patada. Según la teoría del caos (José Noguera lo explica perfect) nunca podremos predecir con exactitud como se van a desarrollar los acontecimientos, así que ¡deja de pensarlo tanto y actua!

 A veces apagaría el lado izquierdo de mi cerebro.

  Es el que te hace sentir culpable si alguna de “tus locuras” no sale tal y como planeaste y se encarga de recordártelo cada vez que intentas una nueva, es el que se encarga de poner el miedo en tus acciones, el que no te deja expresarte tal y como eres (por desgracia también se encarga de mantenerte vivo por mas tiempo, así que no puedo darle a botón de Off, si ya es conectado y casi me mato una vez al mes…) en fin, es el gemelo coñazo de la ecuación.

 Ni teniéndolas todas de tu parte te aseguras el éxito.

   Así que elige siempre la opción que te dicte el corazón, no la que tengas en el papel escrito, eso es tan fácil averiguarlo como el hecho de tirar una moneda al aire, jugártelo a cara o cruz, porque es un misterio pero justo en el momento en que la moneda comienza a girar en el aire tú ya sabes de que lado quieres que caiga. No digo tampoco que vayas jugándotela a cada paso, pero si que estés alerta, porque tu subconsciente es mas listo que tu consciente (no sé si me acabo de inventar un término ^.^) y te avisa cuando ve que te vas a equivocar.

   A veces escucharlo no es tan difícil, solo tienes que apagar el ruido exterior para escuchar tu voz interior. Yo lo consigo con la meditación. Es en esos momentos cuando he notado los susurros mas claramente, cuando me han venido la mayoría de las inspiraciones (incluso para mis post, si sé que no lo parece pero están muy estudiados).

   Sé que siempre vuelvo al tema de la meditación cuan cansina, pero es que de verdad que es de lejos el mejor hábito que he incorporado a mi vida. Es notar que tienes una guía que te lleva de la mano, por el camino fácil, sencillo y amoroso de la vida.

Imagen¿pá hi o pá hi? Prrrr

Conclusión:

   Mi recomendación es que cuando tengas que tomar una decisión le des siempre más peso a las razones que salen del corazón, subconsciente o llámalo X (up to you, mira como chanelo con el inglés chaval!) y sobretodo te des tiempo libre de pensamientos para que esa voz te pueda hablar (sino meditas por lo menos dedica los minutos de la ducha a tararear y no pensar en lo que tengas que hacer después, se que me lo agradecerás algún día!!XDDD)

    En cuanto a ti, ¿Cuál ha sido la decisión que más cambio tu mundo? y sino es así ¿Te ha pasado alguna situación parecida a la mía, que te hayas querido tirar de lo pelos por tont@? Y ahora…¿jugamos a la ruleta rusa con tu vida? :p

 

Las tribus de mi vida…

   Nunca me había planeado la importancia de pertenecer a un grupo, una tribu como se le denomina ahora. Ya que tengo amigos de lo más dispares desde los del colegio, lo de mi urbanización de veraneo, pasando por el instituto, lo del primer año de ciencias ambientales, los del segundo año, los de japonés, los de estética, de bellas artes, del Erasmus, los de Madrid, los de la época de azafata y los de mi últimos años en Granada, más los que se me han cruzado en el camino, no, no los colecciono, pero me quedo con lo mejorcito de cada sitio que frecuento, dos o tres a lo sumo…Y siempre me las he apañado bien incluso para juntarlos en eventos y hacer que todos congeniaran, ¿ellos son mi tribu? Pues no, ellos son mis amigos, nos parecemos cero, me gusta la variedad y también el ver nuestros diferentes puntos de vista. Los quiero a morir (yo por mis amigos mato, maaatoooo) y me siento felicísima de tenerlos en mi vida pero….

 ¿Qué es entonces una tribu?

    La tribu a la que yo me refiero es un conjunto de personas, a las cuales no tienes que conocer personalmente, pero tienen tu mismo objetivo a grosso modo en la vida, están ahí para apoyarte en modo de networking, para estimularte y miran en la misma dirección que tú en todo momento. Compartís inquietudes, os echáis una mano , puedes contarles locuras que sabes que el resto de tu entorno no entendería ni apoyaría. Sé que llevo un tiempo muy cansina, y es que estoy tan orgullosa de haber dado con una comunidad tan genial gracias a Ángel que tengo que gritarlo a los cuatro vientos.

 No, mami, no es una secta…casi seguro.

    Aunque mi mente se pase el día con ellos, salgan una vez por minuto en mis conversaciones, meta a gente variopinta cada mes en casa e intente captar a todo el que se planta por delante…(Jolín ahora que lo pienso, solo nos falta raparnos la cabeza y donar todas nuestras pertenencias!!)¡¡¡Sacadme de aquiiii!!! jajajajaja

 La importancia de ese sentimiento de pertenecía.

    Somos seres sociales (unos más que otros, sino que se lo digan a los pobres con el hikikomori), necesitamos del grupo para sobrevivir, el sentirnos integrados es importante para nosotros. Incluso en el mundo animal se puede observar que la manera de hacer que un individuo “muera” es repudiarlo y dejarlo solo a su suerte ( ¡qué crueldad intolerable!).

 ¡Jau jefe!

    Existen mil millones de tipos de tribus desde los trekkies, a los moteros pasando por la iglesia, no tenemos porque quedarnos en una sola, podemos pertenecer a varias. Yo, de hecho, me he ido moviendo de una a otra según iban evolucionando mis gustos, por un momento imaginemos a esa Caro otaku, que disfrutaba con el cosplay (disfrazarse de sus personajes de manga favoritos) y cantar en los concursos de karaoke (no, no te flipes que no te voy a enseñar ni un solo documento gráfico de esa época >.< ), ¿Qué hubiera sido de mi sin mi tribu de frikis con los que organizar mis viajes a los salones del manga, hablar del pastizal que nos gastamos en mercha (merchandising, figuritas, cómics y demás polladas inservibles pero kawaiis hasta morir) e ir a bailar a la discotaku? o tal vez en mi época de artistilla ¿Con quien organizar viajes a ver las exposiciones mas guais, divagar sobre lo etéreo del arte o simplemente quedar para apestar juntos a aguarrás y comparar quien tenia las uñas mas sucias? ¿o en esa otra en la que maquilladores, modelos y fotógrafos quedábamos solo por el arte de hacer unas fotos preciosas y charlas sobre nimiedades como la nueva colección de Gaultier? Ya no frecuento ese tipo de tribus pero en cambio voy buscando nuevas y es uno de los motivos de moverme de ciudad (además de mi yonkismo crónico) , estar más cerca de la nueva que me interesa ahora. Y aunque ya dije que no es un requisito primordial el estar en contacto físico, con internet e esta todo conectado hoy en día, tú que me conoces sabes que soy muy de amor,  abrazos y cuanto lo necesito…Así que me voy al país más cálido del mundo, con la gente más efusiva…¿Espera, que demonios estoy haciendo? jajajajaja

ImagenMira los negricos que monos como saltan de felicidad, ¡¡igualito que yo en la disco!! 

Requisitos para mi nueva tribu:

  • Gente inquieta y curiosa.
  • Interesados en conocer otros idiomas y culturas.
  • Que tengan necesidad de crecimiento interior.
  • Interesados en la espiritualidad.
  • Muy muy divertidos (o por lo menos tan sosos que no te quede otra que reirte)
  • Expresivos (sin miedo a hacer locuras, y a decir lo que piensan en cada momento)
  • Entusiastas de la vida.
  • Maestros en el arte amatorio (en todos sus aspectos ;))
  • Con una paciencia infinita, para acogerme con todas mis dudas (a veces estoy espesica)

    ¡¡Para “aplicar” pulsa al sobrecito kawaii!! Si crees que cumples lo requisitos estás de suerte…jajajajajaja (lo sé, estoy fatal, como dice mi madre “Habrá que quererla…” XD)

    Nuevamente vengo con un video para los más valientes, está todo bien explicadito (Sin mi arte por supuesto, el arte de los paréntesis solo lo domino yo ¬.¬UU)

Paranoia del día, reconocer que la portada del libro está pintada por Juan Genovés, lo vi en ARCO en el 2002 y hasta hoy (ohh zeñooo aún hay esperanza para mi)

    ¿Qué? ¿Te has animado a unirte a la mía o es que perteneces ya alguna? Filateros por el mundo también vale como tribu, ¡¡y es compatible con la mía!! ¡¡Yujuuu!!

 

PD: Este post lo escribí antes de irme a Londres el miércoles pasado, lo he programado para que se publique solo el martes por la mañana…¡¡qué dios nos pille confesados porque como funcione voy a estar de un subidito…jijiji!!!

A mi en vena, por favor…

   Soy de las personas que se tiran, sin paracaídas ni red de seguridad a la vida (me tiro a la vida, ¡¡la vida no es persona!!XDD), ahí a las bravas , sin plan B, sin pararse a pensar en las consecuencias, bueno a lo mejor pienso en dos meses más allá, pero no un largo plazo.

   Siempre me he considerado “adicta” a la emociones fuertes, pero no de las que estás pensando, ni puenting, ni salto base,  ni tirarme en paracaídas o conducir un bólido a mil (bueno puede que eso si que me ponga un poco), tengo la teoría de que tengo el gen de la supervivencia mega desarrollado y no me lo permite, vamos, que quiero mucho a esta cuerpo serrano, aunque a veces no lo parezca (lo siento cuerpecito por ir como las locas por la vida y tener este campo gravitacional tan alto). Me refiero a las emociones fuertes de tipo emocional (cada día me explico mejor, de aquí a Harvard a dar clases ¬.¬UU), las que se producen con cambios importantes a nivel interno.

 Lo normal y predecible me aburre

    La gente sensata, suele sentarse delante de un papel y hace una lista de pros y contras de las distintas situaciones, si ven que el riesgo que corren es mayor que el beneficio posible ni lo intentan, yo no funciono así, el riesgo me llama (Carolineeee, ve hacia el balateeee) . Y llegué a la conclusión más lógica, tengo un problema¡¡ soy adicta a lo neuropéptidos!!  (ya lo solté, que bien que se queda una).

 ¿Los neuro what?

    Los neuropéptidos, hablando mal y pronto,  son unas sustancias segregadas por el hipotálamo y cuyo objetivo final es acoplarse a las células para alterarlas fisiológicamente. Van estrechamente unidas a las emociones. En palabras de la Doctora Candace Pert, pionera en su estudio, esta interacción se definiría:

“Las emociones son el contenido informacional, que es intercambiado vía la red psicosomática, con los órganos, células y sistemas que participan en el proceso. Así como la información, las emociones viajan en dos realidades: la de la mente y el cuerpo, como péptido y receptores en la realidad física y como sentimientos y emociones en el plano no material”.

   Básicamente funcionan acoplándose a las células a través de conectores específicos,como llaves y cerraduras que al encajar desencadenan una reacción dentro de la célula alterando su funcionamiento e incluso llegando a modificar su núcleo, haciéndolas flipar en colores o hundiéndolas en la más absoluta miseria. Su funcionamiento es más bien sencillo (como me esté leyendo un bioquímico se va a echar unas carcajadas, sencillo dice la cachonda….) cuanta más sustancia segreguemos, mas receptores se crearán y cuanta menos de otra pues menos receptores. (Lo que viene siendo directamente proporcional)

Imagen

¡Mira, mira que bien encajo, encontré mi horma!

    ¿Y esas sustancias, se segregan solas o cómo va eso? ¡¡Muy buena pregunta Juanito!! (aquí me bajo las gafas a la punta de la nariz, a lo Maria Teresa Campos profesora sexy) Tengo una muuuuuy buena noticia; Si, nosotros somos responsables de segregar unas u otras, simplemente con nuestro dialogo interno, si, ¡si como lo lees!! (Ay Mari, y yo sin saberlo todo este tiempo) así que lo que tanto predico tenia su intrigulis (Si es que lo dice Caro, y está loca, lo dicen los científicos, y lo sigue estando por creerlos >.< ouch)

 Cambiando el mantra interior.

   Eso que te repites día a día va cambiando fisiológicamente a la célula, si le das “amor” creará más receptores del amor y por tanto demandara más de eso, en cambio si solo le das enfado y enojo, tu cuerpo activará los canales que te llevan a esa situación segregando sustancias malas (drogas chungas adulteradas, para que te enteres) y eso será la pescadilla que se muerde la cola.

    Por eso cuando eres una persona triste y amargada te cuesta ver el lado bonito de las cosas, pero cuando trabajas en ser una persona alegre y positiva pues ¡¡también te costara ver el lado malo de las cosas!!! (¡¡OMG acabo de descubrimos la penicilina!!…¿qué hacéis aun ahí sentados que no estáis llamando al Punset? ;))

 De aqui a proyecto hombre.

    Si es que estoy muy enganchada, pensaba que lo había superado porque llevaba una temporada anestesiada, hace unos años me las proporcionaba de las más variopintas maneras, haciéndome piercings, tatuajes, cambiando de trabajo, cambiando mi imagen, básicamente lanzándome al amor (y al sexo) con los brazos abiertos y los ojos cerrados, esas pequeñas “dosis” me funcionaban pero ahora necesito más y tengo que hacer las cosas más a lo grande para notar el subidón…como por ejemplo mudándome de país, así con los brazos abiertos y los ojos cerrados. Soy una yonki de las emociones fuertes, ¿lo avisé o no? 

 Jugando en la liga de los pesos pesados.

    Está bien, pensarás, produces cambios en tu vida, tienes “los neuropéptidos necesarios” para ponerte en movimiento y ser valiente, si eso esta muy bien, pero me plantea un serio problema…¿Seré capaz algún día de asentarme, y no necesitar más esas dosis tan altas, de estar 100% feliz en algún sitio, o situación que me permita relajarme y decir, si, ahora y aquí si, para siempre? (o por lo menos unos buenos años) Nos adentramos en el terreno pantanoso del apego (la eterna sed del alma).

 Las cosas de palacio van despacio.

    El tema del apego es algo que se que tengo pendiente, es trabajo lento y arduo, ya que requiere cambiar circuitos neuronales que llevan anclados años, que la sociedad se empeña en reforzar cada día, luchar contra tu ego (que el jodío me está dando una guerra que para qué) así que dadme un añito y os cuento a ver si lo logré.

    Aquí os dejo un video que encontré en mi periplo gripero de la semana pasada.

 

¡A la hora 38 minutos es cuando te lo cascan tó!

    Y en cuanto a ti, ¿Eres adicto a algo (aparte de mi blog se entiende) XD? ¿Conocías algo de estas sustancias? ¿Qué es lo que te produce un buen subidón? Y por último y no menos importante ¿Me acompañas de la manita a proyecto hombre? XDD

Mis pinceles zen…

 

Lao Tse defendía que existen cuatro tipo de virtudes:

    La primera es la veneración a todo tipo de vida, que no es más que respeto, la segunda es la sinceridad, que no es nada más que franqueza, la tercera es la dulzura que se manifiesta como bondad en nuestra vida y la cuarta es el apoyo que se manifiesta siendo servicial u ofreciendo servicios a los demás.”

    Este parrafo vino a mi hace dos días, como sabéis estoy interesándome por el taoísmo desde que me fui de retiro espiritual el pasado mes de Octubre. No me había dado cuenta de que ya por mi misma había comenzado a vivir respetando las directrices de esa doctrina.

Viviendo en mi momento zen.

    Yo no mato ni una mosca (verídico, si veo un bicho que me dé incluso repelús en casa, lo capturo y libero por la ventana, mi vecina de abajo tiene que andar endemoniada pensando que de donde saldrá tanto bicho!! jajajaja), soy una persona sincera, como ya comenté en alguno de mis post, nunca me consideré especialmente dulce, pero de hace un tiempo a acá me siento toda amor (y lo veo allá donde voy), queda mal que lo diga yo, pero siempre he sido bondadosa, me gusta poder hacer a la gente un poco más feliz si eso está en mi mano…lo del servicio a los demás era una asignatura pendiente que cada día me llamaba más la atención.

    Así que llevaba unos meses dándole vueltas a este post, como enfocarlo sin que parezca frívolo y sobretodo para no hacer sentir mal a las personas que no hagan nada por el estilo y no deseen hacerlo.

Mucha educación pero muy poca acción.

    Desde que nací hasta los 18 años fue adoctrinada en la religión católica, pero mis aportaciones no iban mas allá de llevar comida al colegio y juguetes a la ciudad de los niños. Nunca nació de mi esa necesidad.

    El circulo social en él que me moví no me empujo ni me motivó en esa dirección. Demasiado tenia yo ya con mirarme al ombligo, solucionar mis problemas y divertirme como para ponerme a pensar en ayudar a otros que no fueran mis amigos.

    También estaba el tema de qué podía hacer yo, sigo siendo una “niña remilgada” que pensaba que se derrumbaría trabajando con niños, o en un comedor social, que no tendría estomago para atender indigentes en la calle…todos esos pensamientos me hacen sentir mal, me hacen sentir que soy una snob con manicura perfecta y el corazón endurecido. Pero sé que yo no soy así, que a mi no se me caen los anillos si tengo que asear, alimentar o vestir a una persona, es solo que como un día un psicólogo me dijo “Caro, hay gente que nació para ser cuidadora y otros que no pueden, no debes castigarte por ello”. 

    Aún recuerdo en Madrid, ver a todos aquellos indigentes pidiendo en el metro, en las calles, con esas historias aterradoras y la gente pasando de ellos, cada día regresaba a casa con el corazón en un puño y más pobre porque era incapaz de apartar la mirada de ese sufrimiento y no ayudar – eso es todo mafia- me repetía mi expareja impotente antes mi reacción desmesurada según el. Y así me fui insensibilizando, y llegó el día en que era perfectamente capaz de ignorar ese sufrimiento e incluso que me molestara, que me interrumpieran mi lectura para contarme “sus mierdas”, bastante tenia yo ya con las mías. El día que me di cuenta de eso decidí que Madrid ya no era para mi, que arrancó la pizca de humanidad que me quedaba.

Modelando a mis idolos.

    Así que ahora que he estudiado la vida de gente tan extraordinaria ( la madre Teresa, Elisabeth kubbler-Ross, Louise Hay, Wayne Dyer…) decidí que era el momento de hacer algo “grande”, todo lo grande que pudiera hacer con mi metro sesenta y cuatro de estatura y mis dos mano con principio de artrosis. Y me remangué, por enésima vez los pantalones, y me metí en el berenjenal. Busqué un listado de asociaciones para mujeres en “situaciones delicadas”, y me lance a llamar ofreciendo clases de automaquillaje gratuitas. 

Una mosca chocando contra el cristal era.

    Era algo que yo podía hacer, que me encanta y que no creo que mucha gente se ofrezca a ello, no voy a comentar cuanto se puede sacar de un taller de este tipo, pero es bastante dinero. Así que Caro, en su infinita ignorancia del mundo, pensó que se la rifarían…Nada más lejos de la realidad. En principio llamaba personalmente pero a la tercera que me trató como si yo quisiera venderle algo y me dijo la frase “Aquí no hacemos estas cosas” (como si le estuviera proponiendo hacer un peep show o algo así) me desanimé un poco y pasé a redactar un mail, con estudios científicos y todo de como el maquillaje podía ayudar a mejorar el autoestima de esas mujeres que se estaban recuperando de experiencias traumáticas. Perdí la cuenta de cuantos pude enviar, ya no sé si los mande triplicados porque estuve un mes haciéndolo un día a la semana. No se supo nada, y me olvidé lo que pude de ello. Incluso llegué a tantear otras opciones en asociaciones de adolescentes marginados aunque no fuera lo que realmente me motivara, pero algo en mi interior sabía que lo mío era una buena idea y que podría hacer sentir bien a muchas mujeres.

¡Quien espera…pues no desespera!

    ¡¡Y me llamaron!! ¡¡por fin!! Una asociación estaba interesada, y mira desde entonces una vez al mes nos juntamos, empezamos siendo 8 y ya va aumentando el numero. En realidad es una excusa, para echarnos unas risas con pasteles y café. Son una chicas muy atentas y aplicadas, que practican todo lo que les enseño de mes a mes. Es la mejor cosa que hecho en mi vida. Salgo con una sonrisa de oreja a oreja, me enseñan más ellas a mi, a mirar adelante, a sacudirte el polvo y que la risa es la mejor terapia. Será lo que más añore cuando me vaya a Londres.

A la busca y captura de mi sustituta.

    Estaba buscando el momento de lanzar mi suplica al viento, a ver si encontraba otra maquilladora que le apeteciera tomarme el relevo aquí, cuando mi amiga Silvia me comentó el otro día que a lo mejor una amiga suya podría estar interesada(si está de dios, está de dios, sino se busca otra y san seacabó). No podía estar más feliz, ¡a veces hago encargos al universo sin darme cuenta siquiera!

    Asi que aquí va mi llamamiento público: Si estás por Granada, sabes trucos de maquillaje y te apetece echar unas tres horitas al mes, que no es nada, pues ponte en contacto conmigo  a través del sobrecito tan kawaii que sale en el lateral de la derecha!!❤

 

Imagen¡¡Esta es una fotito de mi book de maquillaje!! Yujuuu!! 

   Bueno chic@s llegó vuestro turno ¿Colaboráis en alguna causa benéfica? ¿Que te ha aportado eso a tu vida? y si no es así, ¿Que crees que puedes ofrecer a la sociedad, sin esperar nada a cambio? Seguro que tenéis ideas geniales que por miedo no desarrolláis. Yo os animo, ¡¡porque es geeeeeenial!!

Jeckyll VS Hyde…

  No dormía bien, según me metía en la cama contaba mínimo una hora para conciliar el sueño, sufría pesadillas y sobresaltada de mi duermevela intentaba despertar a mi pareja para que me consolara de la pesadilla, pero su sueño era tan pesado que lo único que alcanzaba a decirme era – eso es normal, vuélvete a dormir– Él se levantaba antes que yo, así que me despertaba por el ruido que montaba en nuestro pequeño apartamento buscando sus cosas (aquí ya empezaba yo a maldecir en arameo). Me daba un beso y se iba, ya no lo vería hasta la noche. Volvía a mediodormirme y dejaba que sonara el despertador aplazándolo una y otra vez. El solo hecho de tener que salir de la cama y enfrentarme al mundo, ya me enfermaba. Cansada me arrastraba de la cama a la ducha repitiéndome una y otra vez que vaya mierda de día me esperaba. Apenas desayunaba, ya compraría alguna “guarreria” cuando sacara al perro, si es que lo sacaba…Miraba a mi alrededor, el desorden me abrumaba pero no tenia ni fuerzas ni ganas de ponerme a recoger, también tenía que ir a la compra y poner una lavadora. Me sentaba en la cocina y me hartaba de llorar. no quería estar en Madrid,no quería volver a Granada, quería estar en cualquier otra parte pero sabía que no estaría bien en ninguna.

 

   Mal comía cualquier tipo de frito o comida rápida y salía con dos horas de antelación para el trabajo, el trabajo que siempre había soñado cuando me vine para Madrid, por fin era maquilladora para la firma MAC. Tenía que haber tenido cuidado con lo que deseaba, porque se terminó convirtiendo en realidad. El trabajo soñado, viviendo por fin con él y nuestra pequeña familia con perro incluido. 

   El solo olor que desprendía el metro cuando el aire abofeteaba tu cara al abrir la puerta ya me deprimía, la gente gris, con sus caras tristes, el rumano del acordeón narrando sus desdichas, intentaba enfrascarme en mi libro y subir al máximo el MP3, pero mi corazón temblaba a cada estación.

   Prisas, y más prisas, lo hiciera como lo hiciera siempre iba con la sensación de llegar tarde. Transbordo al cercanías, es curioso como es de relativo el tiempo, cuando vivía en Granada y mis amigas proponían ir a tomar un café a la playa me parecía una locura 40 minutos para tomar un café y ver el mar, ahora solo en ir al trabajo gastaba el tiempo de ida y vuelta con creces, añoraba la playa tanto que me ardían los ojos solo de pensarlo. Las seis horas y cuarenta minutos en el trabajo eran un infierno, las compañeras una tortura, muy malas personas y egoístas superficiales. Contaba los minutos para salir flechada a coger el tren  hacer el camino inverso a casa. Donde sabía que me encontraría a mi pareja empotronada en el sofá, no habría recogido la casa, ni la lavadora y con suerte ese día habría hecho la cena, sino de eso ya me encargaría yo a las 2330 cuando llegara, si tenía suerte y no perdía el tren. Así un día tras otro, los días se deslizaban insulsos sin diferenciar lunes de sábado, solo vivía para los domingos, ni  diferenciaba amaneceres de atardeceres, sin mis amigos, sin mi familia y  sin esperanzas.

Imagen

Asi me veia yo, rota a cachitos… 

  Hoy en día cuando pongo la cabeza en la almohada me duermo, y según abro los ojos, sobre las 6:30 0 7:30 (ya no uso despertador) me levanto dando un salto mortal, hago mi meditación que me aporta una serenidad increíble para afrontar el día. Me preparo un nutritivo y sano desayuno a base de licuado de frutas, verduras y jengibre, un macha japonés y una tostada de pan sin gluten con tomate y pechuga de pavo. Aprovecho antes de ir al trabajo para estudiar, o escribir alguna reflexión y siempre con una sonrisa. Me encanta sacar a mi perro y darle una vueltita, me rio tanto viendo lo feliz que es, lo digno que va por la calle y como menea su rabo mientras camina mirándome con la lengua fuera (encuentro placer en lo más mínimo). Voy en bici a mi trabajo, está a solo 10 minutos, pero no hago el camino más corto, hago el mas bonito, por la arboleda, donde puedo disfrutar del aire puro en la cara, el sonido de los pájaros, las personas tranquilas paseando en está ciudad de atardeceres dorados.

   Mi trabajo no es el soñado, es un horario partido de que huía en Madrid, pero aquí el ambiente es genial, cada día un reto y el nivel de estrés aunque se dispara en algún momento puntual tiene un equilibrio con los días mas tranquilos. No estoy presionada por objetivos, me dejan hacer las cosas a mi manera y mi ritmo y me valoran, voy al trabajo contenta.

   Aprovecho cada minuto del día, como algo ligero y me voy al gimnasio a mediodía y cuando salgo por la noche ya no diferencio martes de domingo. Siempre hay algún plan, quedar con alguien, llamar a alguna amigo que esta lejos o simplemente volver dando un paseo mas largo hasta casa. Mi sensación es de felicidad, de sentirme bien conmigo misma y crecer como persona. El tema laboral que tanto anhelaba a irme de Madrid pasó a un segundo plano, no es tan importante, lo importante soy yo, no lo que hago o dejo de hacer y me considero una persona más valiosa ahora y aquí que cuando me codeaba con famosos en los platós de Madrid.

 

   Estas reflexiones las escribí hace algún tiempo y aunque la situación ha variado ligeramente (o no tan ligeramente, vamos que me mudo de pais! ¬.¬UU) creo que se aprecia el cambio sufrido en un periodo de 2 años. ¿Cómo lo he hecho? Pues no tengo ni idea (ojalá tuviera la llave del santo grial) pero algunas cosas si he sacado en claro.

 

    Cosas que ahora veo que hacía mal:

 

Ser muy negativa.

Encontrar todo lo malo, incluso en lo bueno.

Culpar al mundo de todo lo que me pasaba.

Ser una vaga redomada.

No sentir pasión por nada, ni curiosidad por aprender cosas nuevas.

No cuidar nada mi cuerpo.

Poner en manos de terceras personas mi felicidad. Desde mi pareja, a mis amigos,a la chica que me entrevistaba para un puesto de trabajo.

Dialogo interno refunfuñante.

Ser mi peor enemiga, ni las malas de la telenovelas son como yo era conmigo.

Reprimir sentimientos y callarme cosas. Hasta que la bola era tan grande que estallaba en ataques de ira.

 

    Cosas que ahora hago que me hacen bien:

 

Ser optimista. (Ya hasta me gustan los días de lluvia, puedo ponerme mis botas de agua y chapotear por los charcos!!Yujuu!!)

Encontrar todo lo bueno que hay incluso en lo malo. Lo bueno me parece la leche, de lo malo siempre saco una enseñanza.

Hacerme responsable de mis actos y aceptar las consecuencias.

– Hacer mío el lema “Quien quiera peces, que se moje el culo”.

Apasionarme con cada pequeña cosa, investigar, preguntar, no enterarme y volver a preguntar, sin miedo a parecer idiota. ¡La pasión combinada con la curiosidad es un cocktel molotov!. Twittealo❤

Mi cuerpo es mi templo, lo alimento bien, lo mimo y soy consciente de que no solo es físico, el alimento también se lo doy al alma.

Meditar cada día. Jamás pensé en los beneficios de algo tan sencillo. “Meditar es gratis, no hacerlo puede salirte muy caro”.

Ser consciente de que soy una persona completa, capaz de ser feliz por si misma, a los demás les confiero el valor de complementos de mi vida. Jamás, bajo ninguna circunstancia, haré acarrear a otro ser humano con la carga que supone hacerme feliz y aún menos encargarme yo de la de otra persona. (Esto es una promesa de meñique conmigo misma XD).

Mi dialogo interno ahora es “la polla, con pan y cebolla”, me divierto tanto conmigo misma que hasta a veces se me saltan las lagrimas y se me pone el vello de punta. 

Me convertí en mi mejor amiga, me quiero, me acepto, me digo más piropos que mi abuela y me doy la mano si me caigo, no me pateo y me insulto por torpe.

No me callo ni media, si algo me molesta lo digo, de buenas maneras, sin ser una energúmena, me gusta aclarar las cosas y no crear malos rollos.

Imagen

Yujuuu!! ha tardado media hora en cargar la foto!!jajajaja 

 

   ¿Y tú? ¿has aprendido a hacerte feliz? ¿Cambiaste algún patrón en tu vida del que te sientas realmente orgullos@?, y si es así…¿cómo lo hiciste, “pardiez”? ¡¡Comparte sabiduría!! Te has quedado flipado con la Caro seriota, ¿¿eh?? jajajajaja

God save the queen…

   Ya es oficial, se lo dije a mi jefe el lunes pasado…¡Me voy! No, no me miréis así que ya he ido avisando poco a poco, os dije que tenia esa sensación en el estómago de cada vez que mi vida va a pegar un cambio, ¡así que la que avisa no es traidora!

 ¡¡Booommmbaaaa!!

    He ido dando la noticia a cuentagotas a mis amigos más cercanos, tampoco era plan de que se enterasen por aquí (si eres un amor de amigo mío y te estas enterando por aquí perdóname, pero no pude estirar más mi poco tiempo libre, pero te quiero igualmente, no te sientas mal <3)

 Me las piro vampiro.

    No, no dejo el ciberespacio, que ya sé que alguno estaba ya soltando un suspiro de alivio en plan “gracias señor por escuchar mis suplicas” sino que dejo Granada, España…¡el mundo!¡Voy a unirme con mi alma gemela en Gáminedes!jajajajajaja. ¡Qué es broma! Me mudo de ciudad y un poquito de país. ¡Ellos tendrán Gibraltar pero que sepan que los españoles estamos colonizando Londres!wuajajajaja Si hijo si, mi destino soñado no es el caribe con un cubano masajeándome la espalda mientras me tomo un daikiri, llámame rara, pero voy a cambiar el sol, la cañitas fresquitas y las siestas por cielos grises, pintas templadas y el té de las cinco (si ese que se toma con el dedito meñique levantado)

 Pateando fuerte la zona de confort.

    Y mucho estaba durando yo aquí ya. Después de un año viviendo sola en Granada, irme de Erasmus a Italia, mudarme a Madrid 3 años, volver a Granada para al mes irme a Reus y vuelta a empezar ya me estaba tocando buscar un nuevo destino. Estoy perdiendo mi inglés (no, no es que tenga un guiri inglés en la recámara y no sepa donde lo puse¬.¬UU), y la verdad es que mis meses en America me dejaron un cierto acento chungo muy nigger (u know what I mean dude, let go to the pary at tueni) ¡así que me voy a que la mismitica reina de Inglaterra me de clases de etiqueta y speech! XDDD

 God save the queen.

    Londres me enamoró desde el primer día que puse mi jamón de jabugo en su acera. Es cosmopolita, trepidante, multicultural y ofrece mil posibilidades. Ya me veo en esa marea de gente trajeada de negro con mi abrigo rosa y mi mochila de campanilla liándola como yo solo se hacerlo.

 No va a ser oro todo lo que reluzca.

    Sé que lo voy a pasar regular los primeros meses, que despotricaré de los ingleses, de su comida y de su estress. pero siembre ha ido así, el proceso de adaptación es costoso pero te forja el carácter y te ayuda como nadie a relativizar así que mira es que hasta lo malo me va a venir de lujo.

 Plan de acción.

    ¡No tengo!jajajajja Ohh my god (mira como domino la jerga loco, ¿¿eh??) si, así soy yo, me fío de mis corazonadas y sé que todo va a salir bien. No tengo un plan milimetrado ni un plan B. Me planto allí, donde conozco a un par de personas y que sea lo que el universo quiera (y como sé que me quiere mucho no me las hará pasar muy canutas, o si, a lo mejor ya me toca un palito…¡tanta zanahoria a veces puede aburrir!)

 Aún así siempre pediré ayuda.

    Help! I need somebody, help!. Como sé que sois amor concentrado (en plan pastilla de caldo) os voy a pedir que si sabéis de alguien que esté por aquellos lares, y quiera echarme una manita siempre será muy bien recibido. Por vuestra parte sabed que, aunque no lo parezca por mi forma alocada de escribir, soy una chica muy responsable y buena gente de la que no tendréis problemas en el caso de ponerme en contacto con algún amigo vuestro, ¡dejare el pabellón español alto!!XDD

Imagen 

Lo único que tiene color allí, las cabinas…XD 

   OMG! ¿Qué os parece a vosotros? ¿Habéis hecho algo así en vuestra vida?Contadme, contadme que soy lo más curiosón del planeta tierra…y de Gáminedes!!XDD