Revelando relatividades…

   En esta vida todo es relativo (lo sé, últimamente estoy que me salgo del pellejo con las perlitas que suelto) ya en la teoría de la relatividad de Einstein se podía observar que…jajajajaja ¿¡Qué te  has creído!? ¿Qué voy a dejar que conozcas mi lado intelectual? Tengo una imagen que mantener, ¡por favor! XDD 

   Y es que el otro día, como ando más pensativa de lo normal, habiendo cambiado el salvapantallas de mi cerebro (es un bizcocho muy mono que baila)  por un incesante chisporroteo de ideas me dió por pensar en lo absurdo de ahogarnos en vasos de agua.

   ¿ No os pasa que a veces nos abrumamos con un problema, para que al día siguiente surja uno mayor y ya el anterior nos parezca una bobada?

   La palabra relativizar no estaba en mi vocabulario hasta hace un par de años, iba por la vida con los manguitos y la burbuja de corcho de serie ( si la rosita esa que cuando ibas a tirarte al agua oponía tal resistencia que te dejaba marcada la tira en la piel XD) yo me ahogaba en vasos de agua continuamente: Todo era un mundo, todo me pasaba a mi y de nada tenia yo culpa (angelito…jajajaja). 

No todo es un mundo, no todo te pasa a tí y nadie más que tú tiene la culpa.

   Y es que realmente estamos donde estamos porque lo hemos elegido así, siempre tendremos la opción de cambiar las cosas, lo que pasa es que es más fácil quedarse en la situación y quejarse que echarle huevos, o moverlos, y ponerle remedio.

 ¿Qué es lo peor que puede pasarte?

   Esa es la pregunta que me hago cada vez que surge un inconveniente en mi vida, si la respuesta no es la muerte, es que el asunto no es tan grave y digo inconveniente porque eso es lo que son las cosas que nos pasan, un problema es tener una enfermedad terminal, el resto solo son situaciones incomodas.  Así que si tu chic@ te ha dejado, estás pasando un duelo, no te llevas bien con alguien, o tienes un problemita de salud, créeme que todo pasará y relativizando las cosas no vas a gastar energía inútil que puede ser mejor empleada, por ejemplo ¡¡bailando como el bizcochito!! XD

Disfruta de las cosas buenas porque pasarán y de las cosas malas porqué también terminarán pasando.

   La cuestión es que es bien sencillo relativizar las cosas, no me estoy refiriendo que ignores problemas yendo felizmente pegando saltitos por la vida, pero sí que utilices una potente arma que todos llevamos de serie. (A mi no me dieron la bazoca al nacer, pensarás, ¡apenas ni la barra de pan! ¬.¬UU)

 El sentido del humor es una arma que está infravalorada.

    Para Jenny Moix, que tiene nombre de actriz porno pero en realidad es  doctora en Psicología y autora de “Felicidad flexible” XD:

   “El sentido del humor es una capacidad que tenemos que entrenar. Sobre todo tenemos que aprender a reírnos de nosotros mismos. Para reírse de uno mismo hace falta salir del ombligo y observarse como si fueras otro. Y ese ejercicio es ideal para distanciarse y tomar perspectiva”

    En eso soy catedrática, me rio de mí la que más (también trae de serie la parte de mosca cojonera que se rie de los demás, jolín, es que a veces son incluso mas divertidos que una misma).

   El otro día hablando con mi amiga “Dorita”, decíamos que somos un poco desastres y que ella no paraba de regañarse por liarla tan parda. Hace tiempo era así, me pasaba el día enfadada conmigo por ser tan despistada, olvidadiza, tener este campo gravitacional que todo lo atrae (balones extraviados, cagadas de pájaros y objetos varios) y sobretodo tener estas manos de gachas que rompen la mitad de las cosas que toca…pero poco a poco fui haciendo pactos conmigo misma, por ejemplo que solo me puedo regañar una vez al día, el resto de las cosas que líe ya me las tengo que tomar con humor (¡imaginaos lo que me puedo reír!). Las “Carolinadas” se suceden, y cuanto más la lío, en vez de sentirme peor, mejor me siento, hasta con las lagrimas saltadas voy por la calle….

 Así que mi consejo es que te rías, de lo bueno, de lo malo e incluso aunque sea políticamente incorrecto, busca el humor en todo lo que te suceda y verás que la vida te va a mostrar su lado más dulce.

Imagen

 ¡Ahí va que chorrazo!

    ¿Y tú? ¿Eres de ahogarte en un vaso de agua o también relativizas?¿Crees que es una buena opción emplear el humor, o prefieres ni intentar “maquillar” la realidad? ¿Cuál ha sido la liada parda más grande que has cometido? ¡Cuenta, cuenta! ¡Que nos echemos unas risas!!