Pito, pito, gorgorito…

   En mi viaje a Londres tuve mucho, pero que mucho tiempo de escuchar mi música favorita, y como no los podcast de pensamiento positivo (soy fan, cualquier día me veis persiguiendo a Sergio Fernandez cuan loca enfervorecida) y fue así como se me iluminó la bombilla (si, a veces los cables hacen conexión y salta una chispa, deja de bailar el bizcocho y me da por pensar)y fui consciente de todas la decisiones que tengo que tomar a lo largo del día, desde que ponerme por la mañana hasta si darle a la siguiente pista del ipod. Por suerte ese día dejé esta, que me inspiró de sobremanera.

 Jugando a la ruleta rusa con mi vida.

   Parece, por mi modo de escribir y ver la vida, que soy una locuela de cuidado que toma las decisiones cuando se levanta un feliz martes sin pensar en las consecuencias…nada más lejos de la realidad. Bien es cierto que lo de sentarme con un papel y un boli no es mi estilo, y que los grandes cambios de mi vida ha llegado un día cualquiera andando por la calle, es como que una verdad se choca con fuerza contra mi, mis ojos se abren como platos y un “ahhh” se escapa de mis labios pero también es cierto que lo pienso muy mucho, tomo la balanza imaginaria y voy metiendo en un sitio u otro los pros y contras.

 Si está en un termino medio, elijo lo arriesgado.

   Hace tiempo que hice mía la frase “quien no arriesga, no gana” y fue a raíz de una historia que me pasó en Madrid y me marcó profundamente.

    Estaba un día en la biblioteca del museo Reina Sofia, rodeada de catálogos de arte, como una niña ante un montón de chuches, en la facultad de bellas artes de Granada jamás había dispuesto de un catalogo tan amplio, y ese sitio se convirtió en mi santuario donde pasar horas y horas, era pequeña y muy poco frecuentada, la luz natural entraba a raudales desde las claraboyas del techo, el olor a libro nuevo impregnaba el ambiente, en fin, mi mundo de Alicia en el país de las maravillas donde evadirme.

    Tenía tres o cuatro catálogos abiertos de Gustavo Torner (mi artista favorito del mundo mundial) y se me acercó un señor mayor a mirar por encima de mi hombro.

 

   – ¿Te gusta la obra de Gustavo?

   – Me encanta, es mi artista favorito (susurré para no romper el silencio reinante)

   El señor se sentó a mi lado y me miró durante unos instantes, como calibrando que clase de persona sería y si seria muy arriesgado hacer lo que vino a continuación (de ahí la importancia de una sonrisa franca para ganarte la confianza de un extraño en poco segundos, Toni Marco tiene un blog muy bueno sobre ello que recomiendo)

   – Pues es muy amigo mío, de hecho está ahora viviendo en Madrid. ¿Quieres conocerlo?

   Casi muero (a chorros XD) de la impresión, las palabras no salían de mis labios.

   – Seguro que a él le encanta conocerte

   Yo seguía ojiplática y con la mandíbula desencajada.

   – Mira hacemos una cosa, te dejo su teléfono y lo llamas. Así puedes visitar su casa y su taller 

   Hablamos a susurros un ratito más, le agradecí mil el gesto y le aseguré que lo llamaría.

 Arrepentirte de lo no hecho es el peor sentimiento 😦

   ¿Que paso? Pues que por aquel entonces mi vergüenza y mi sentimiento de pequeñez e insignificancia no me permitieron llamar. Todos los días acariciaba el numero y mas de una vez lo marqué y colgué. Es decir que perdí la mayor oportunidad de mi vida, me perdí conocer a la persona que más me inspiró en mi carrera, de poder haber aprendido de él, de charlas interminables sonde tema intrascendentes. Me he imaginado mil millones de veces como habría sido. Así que en cuanto empecé a coger confianza en mi misma me prometí que tomaría las decisiones con cabeza siempre pero me quitaría los miedos de una patada. Según la teoría del caos (José Noguera lo explica perfect) nunca podremos predecir con exactitud como se van a desarrollar los acontecimientos, así que ¡deja de pensarlo tanto y actua!

 A veces apagaría el lado izquierdo de mi cerebro.

  Es el que te hace sentir culpable si alguna de “tus locuras” no sale tal y como planeaste y se encarga de recordártelo cada vez que intentas una nueva, es el que se encarga de poner el miedo en tus acciones, el que no te deja expresarte tal y como eres (por desgracia también se encarga de mantenerte vivo por mas tiempo, así que no puedo darle a botón de Off, si ya es conectado y casi me mato una vez al mes…) en fin, es el gemelo coñazo de la ecuación.

 Ni teniéndolas todas de tu parte te aseguras el éxito.

   Así que elige siempre la opción que te dicte el corazón, no la que tengas en el papel escrito, eso es tan fácil averiguarlo como el hecho de tirar una moneda al aire, jugártelo a cara o cruz, porque es un misterio pero justo en el momento en que la moneda comienza a girar en el aire tú ya sabes de que lado quieres que caiga. No digo tampoco que vayas jugándotela a cada paso, pero si que estés alerta, porque tu subconsciente es mas listo que tu consciente (no sé si me acabo de inventar un término ^.^) y te avisa cuando ve que te vas a equivocar.

   A veces escucharlo no es tan difícil, solo tienes que apagar el ruido exterior para escuchar tu voz interior. Yo lo consigo con la meditación. Es en esos momentos cuando he notado los susurros mas claramente, cuando me han venido la mayoría de las inspiraciones (incluso para mis post, si sé que no lo parece pero están muy estudiados).

   Sé que siempre vuelvo al tema de la meditación cuan cansina, pero es que de verdad que es de lejos el mejor hábito que he incorporado a mi vida. Es notar que tienes una guía que te lleva de la mano, por el camino fácil, sencillo y amoroso de la vida.

Imagen¿pá hi o pá hi? Prrrr

Conclusión:

   Mi recomendación es que cuando tengas que tomar una decisión le des siempre más peso a las razones que salen del corazón, subconsciente o llámalo X (up to you, mira como chanelo con el inglés chaval!) y sobretodo te des tiempo libre de pensamientos para que esa voz te pueda hablar (sino meditas por lo menos dedica los minutos de la ducha a tararear y no pensar en lo que tengas que hacer después, se que me lo agradecerás algún día!!XDDD)

    En cuanto a ti, ¿Cuál ha sido la decisión que más cambio tu mundo? y sino es así ¿Te ha pasado alguna situación parecida a la mía, que te hayas querido tirar de lo pelos por tont@? Y ahora…¿jugamos a la ruleta rusa con tu vida? :p

 

Anuncios

A mi en vena, por favor…

   Soy de las personas que se tiran, sin paracaídas ni red de seguridad a la vida (me tiro a la vida, ¡¡la vida no es persona!!XDD), ahí a las bravas , sin plan B, sin pararse a pensar en las consecuencias, bueno a lo mejor pienso en dos meses más allá, pero no un largo plazo.

   Siempre me he considerado “adicta” a la emociones fuertes, pero no de las que estás pensando, ni puenting, ni salto base,  ni tirarme en paracaídas o conducir un bólido a mil (bueno puede que eso si que me ponga un poco), tengo la teoría de que tengo el gen de la supervivencia mega desarrollado y no me lo permite, vamos, que quiero mucho a esta cuerpo serrano, aunque a veces no lo parezca (lo siento cuerpecito por ir como las locas por la vida y tener este campo gravitacional tan alto). Me refiero a las emociones fuertes de tipo emocional (cada día me explico mejor, de aquí a Harvard a dar clases ¬.¬UU), las que se producen con cambios importantes a nivel interno.

 Lo normal y predecible me aburre

    La gente sensata, suele sentarse delante de un papel y hace una lista de pros y contras de las distintas situaciones, si ven que el riesgo que corren es mayor que el beneficio posible ni lo intentan, yo no funciono así, el riesgo me llama (Carolineeee, ve hacia el balateeee) . Y llegué a la conclusión más lógica, tengo un problema¡¡ soy adicta a lo neuropéptidos!!  (ya lo solté, que bien que se queda una).

 ¿Los neuro what?

    Los neuropéptidos, hablando mal y pronto,  son unas sustancias segregadas por el hipotálamo y cuyo objetivo final es acoplarse a las células para alterarlas fisiológicamente. Van estrechamente unidas a las emociones. En palabras de la Doctora Candace Pert, pionera en su estudio, esta interacción se definiría:

“Las emociones son el contenido informacional, que es intercambiado vía la red psicosomática, con los órganos, células y sistemas que participan en el proceso. Así como la información, las emociones viajan en dos realidades: la de la mente y el cuerpo, como péptido y receptores en la realidad física y como sentimientos y emociones en el plano no material”.

   Básicamente funcionan acoplándose a las células a través de conectores específicos,como llaves y cerraduras que al encajar desencadenan una reacción dentro de la célula alterando su funcionamiento e incluso llegando a modificar su núcleo, haciéndolas flipar en colores o hundiéndolas en la más absoluta miseria. Su funcionamiento es más bien sencillo (como me esté leyendo un bioquímico se va a echar unas carcajadas, sencillo dice la cachonda….) cuanta más sustancia segreguemos, mas receptores se crearán y cuanta menos de otra pues menos receptores. (Lo que viene siendo directamente proporcional)

Imagen

¡Mira, mira que bien encajo, encontré mi horma!

    ¿Y esas sustancias, se segregan solas o cómo va eso? ¡¡Muy buena pregunta Juanito!! (aquí me bajo las gafas a la punta de la nariz, a lo Maria Teresa Campos profesora sexy) Tengo una muuuuuy buena noticia; Si, nosotros somos responsables de segregar unas u otras, simplemente con nuestro dialogo interno, si, ¡si como lo lees!! (Ay Mari, y yo sin saberlo todo este tiempo) así que lo que tanto predico tenia su intrigulis (Si es que lo dice Caro, y está loca, lo dicen los científicos, y lo sigue estando por creerlos >.< ouch)

 Cambiando el mantra interior.

   Eso que te repites día a día va cambiando fisiológicamente a la célula, si le das “amor” creará más receptores del amor y por tanto demandara más de eso, en cambio si solo le das enfado y enojo, tu cuerpo activará los canales que te llevan a esa situación segregando sustancias malas (drogas chungas adulteradas, para que te enteres) y eso será la pescadilla que se muerde la cola.

    Por eso cuando eres una persona triste y amargada te cuesta ver el lado bonito de las cosas, pero cuando trabajas en ser una persona alegre y positiva pues ¡¡también te costara ver el lado malo de las cosas!!! (¡¡OMG acabo de descubrimos la penicilina!!…¿qué hacéis aun ahí sentados que no estáis llamando al Punset? ;))

 De aqui a proyecto hombre.

    Si es que estoy muy enganchada, pensaba que lo había superado porque llevaba una temporada anestesiada, hace unos años me las proporcionaba de las más variopintas maneras, haciéndome piercings, tatuajes, cambiando de trabajo, cambiando mi imagen, básicamente lanzándome al amor (y al sexo) con los brazos abiertos y los ojos cerrados, esas pequeñas “dosis” me funcionaban pero ahora necesito más y tengo que hacer las cosas más a lo grande para notar el subidón…como por ejemplo mudándome de país, así con los brazos abiertos y los ojos cerrados. Soy una yonki de las emociones fuertes, ¿lo avisé o no? 

 Jugando en la liga de los pesos pesados.

    Está bien, pensarás, produces cambios en tu vida, tienes “los neuropéptidos necesarios” para ponerte en movimiento y ser valiente, si eso esta muy bien, pero me plantea un serio problema…¿Seré capaz algún día de asentarme, y no necesitar más esas dosis tan altas, de estar 100% feliz en algún sitio, o situación que me permita relajarme y decir, si, ahora y aquí si, para siempre? (o por lo menos unos buenos años) Nos adentramos en el terreno pantanoso del apego (la eterna sed del alma).

 Las cosas de palacio van despacio.

    El tema del apego es algo que se que tengo pendiente, es trabajo lento y arduo, ya que requiere cambiar circuitos neuronales que llevan anclados años, que la sociedad se empeña en reforzar cada día, luchar contra tu ego (que el jodío me está dando una guerra que para qué) así que dadme un añito y os cuento a ver si lo logré.

    Aquí os dejo un video que encontré en mi periplo gripero de la semana pasada.

 

¡A la hora 38 minutos es cuando te lo cascan tó!

    Y en cuanto a ti, ¿Eres adicto a algo (aparte de mi blog se entiende) XD? ¿Conocías algo de estas sustancias? ¿Qué es lo que te produce un buen subidón? Y por último y no menos importante ¿Me acompañas de la manita a proyecto hombre? XDD

Jeckyll VS Hyde…

  No dormía bien, según me metía en la cama contaba mínimo una hora para conciliar el sueño, sufría pesadillas y sobresaltada de mi duermevela intentaba despertar a mi pareja para que me consolara de la pesadilla, pero su sueño era tan pesado que lo único que alcanzaba a decirme era – eso es normal, vuélvete a dormir– Él se levantaba antes que yo, así que me despertaba por el ruido que montaba en nuestro pequeño apartamento buscando sus cosas (aquí ya empezaba yo a maldecir en arameo). Me daba un beso y se iba, ya no lo vería hasta la noche. Volvía a mediodormirme y dejaba que sonara el despertador aplazándolo una y otra vez. El solo hecho de tener que salir de la cama y enfrentarme al mundo, ya me enfermaba. Cansada me arrastraba de la cama a la ducha repitiéndome una y otra vez que vaya mierda de día me esperaba. Apenas desayunaba, ya compraría alguna “guarreria” cuando sacara al perro, si es que lo sacaba…Miraba a mi alrededor, el desorden me abrumaba pero no tenia ni fuerzas ni ganas de ponerme a recoger, también tenía que ir a la compra y poner una lavadora. Me sentaba en la cocina y me hartaba de llorar. no quería estar en Madrid,no quería volver a Granada, quería estar en cualquier otra parte pero sabía que no estaría bien en ninguna.

 

   Mal comía cualquier tipo de frito o comida rápida y salía con dos horas de antelación para el trabajo, el trabajo que siempre había soñado cuando me vine para Madrid, por fin era maquilladora para la firma MAC. Tenía que haber tenido cuidado con lo que deseaba, porque se terminó convirtiendo en realidad. El trabajo soñado, viviendo por fin con él y nuestra pequeña familia con perro incluido. 

   El solo olor que desprendía el metro cuando el aire abofeteaba tu cara al abrir la puerta ya me deprimía, la gente gris, con sus caras tristes, el rumano del acordeón narrando sus desdichas, intentaba enfrascarme en mi libro y subir al máximo el MP3, pero mi corazón temblaba a cada estación.

   Prisas, y más prisas, lo hiciera como lo hiciera siempre iba con la sensación de llegar tarde. Transbordo al cercanías, es curioso como es de relativo el tiempo, cuando vivía en Granada y mis amigas proponían ir a tomar un café a la playa me parecía una locura 40 minutos para tomar un café y ver el mar, ahora solo en ir al trabajo gastaba el tiempo de ida y vuelta con creces, añoraba la playa tanto que me ardían los ojos solo de pensarlo. Las seis horas y cuarenta minutos en el trabajo eran un infierno, las compañeras una tortura, muy malas personas y egoístas superficiales. Contaba los minutos para salir flechada a coger el tren  hacer el camino inverso a casa. Donde sabía que me encontraría a mi pareja empotronada en el sofá, no habría recogido la casa, ni la lavadora y con suerte ese día habría hecho la cena, sino de eso ya me encargaría yo a las 2330 cuando llegara, si tenía suerte y no perdía el tren. Así un día tras otro, los días se deslizaban insulsos sin diferenciar lunes de sábado, solo vivía para los domingos, ni  diferenciaba amaneceres de atardeceres, sin mis amigos, sin mi familia y  sin esperanzas.

Imagen

Asi me veia yo, rota a cachitos… 

  Hoy en día cuando pongo la cabeza en la almohada me duermo, y según abro los ojos, sobre las 6:30 0 7:30 (ya no uso despertador) me levanto dando un salto mortal, hago mi meditación que me aporta una serenidad increíble para afrontar el día. Me preparo un nutritivo y sano desayuno a base de licuado de frutas, verduras y jengibre, un macha japonés y una tostada de pan sin gluten con tomate y pechuga de pavo. Aprovecho antes de ir al trabajo para estudiar, o escribir alguna reflexión y siempre con una sonrisa. Me encanta sacar a mi perro y darle una vueltita, me rio tanto viendo lo feliz que es, lo digno que va por la calle y como menea su rabo mientras camina mirándome con la lengua fuera (encuentro placer en lo más mínimo). Voy en bici a mi trabajo, está a solo 10 minutos, pero no hago el camino más corto, hago el mas bonito, por la arboleda, donde puedo disfrutar del aire puro en la cara, el sonido de los pájaros, las personas tranquilas paseando en está ciudad de atardeceres dorados.

   Mi trabajo no es el soñado, es un horario partido de que huía en Madrid, pero aquí el ambiente es genial, cada día un reto y el nivel de estrés aunque se dispara en algún momento puntual tiene un equilibrio con los días mas tranquilos. No estoy presionada por objetivos, me dejan hacer las cosas a mi manera y mi ritmo y me valoran, voy al trabajo contenta.

   Aprovecho cada minuto del día, como algo ligero y me voy al gimnasio a mediodía y cuando salgo por la noche ya no diferencio martes de domingo. Siempre hay algún plan, quedar con alguien, llamar a alguna amigo que esta lejos o simplemente volver dando un paseo mas largo hasta casa. Mi sensación es de felicidad, de sentirme bien conmigo misma y crecer como persona. El tema laboral que tanto anhelaba a irme de Madrid pasó a un segundo plano, no es tan importante, lo importante soy yo, no lo que hago o dejo de hacer y me considero una persona más valiosa ahora y aquí que cuando me codeaba con famosos en los platós de Madrid.

 

   Estas reflexiones las escribí hace algún tiempo y aunque la situación ha variado ligeramente (o no tan ligeramente, vamos que me mudo de pais! ¬.¬UU) creo que se aprecia el cambio sufrido en un periodo de 2 años. ¿Cómo lo he hecho? Pues no tengo ni idea (ojalá tuviera la llave del santo grial) pero algunas cosas si he sacado en claro.

 

    Cosas que ahora veo que hacía mal:

 

Ser muy negativa.

Encontrar todo lo malo, incluso en lo bueno.

Culpar al mundo de todo lo que me pasaba.

Ser una vaga redomada.

No sentir pasión por nada, ni curiosidad por aprender cosas nuevas.

No cuidar nada mi cuerpo.

Poner en manos de terceras personas mi felicidad. Desde mi pareja, a mis amigos,a la chica que me entrevistaba para un puesto de trabajo.

Dialogo interno refunfuñante.

Ser mi peor enemiga, ni las malas de la telenovelas son como yo era conmigo.

Reprimir sentimientos y callarme cosas. Hasta que la bola era tan grande que estallaba en ataques de ira.

 

    Cosas que ahora hago que me hacen bien:

 

Ser optimista. (Ya hasta me gustan los días de lluvia, puedo ponerme mis botas de agua y chapotear por los charcos!!Yujuu!!)

Encontrar todo lo bueno que hay incluso en lo malo. Lo bueno me parece la leche, de lo malo siempre saco una enseñanza.

Hacerme responsable de mis actos y aceptar las consecuencias.

– Hacer mío el lema “Quien quiera peces, que se moje el culo”.

Apasionarme con cada pequeña cosa, investigar, preguntar, no enterarme y volver a preguntar, sin miedo a parecer idiota. ¡La pasión combinada con la curiosidad es un cocktel molotov!. Twittealo ❤

Mi cuerpo es mi templo, lo alimento bien, lo mimo y soy consciente de que no solo es físico, el alimento también se lo doy al alma.

Meditar cada día. Jamás pensé en los beneficios de algo tan sencillo. “Meditar es gratis, no hacerlo puede salirte muy caro”.

Ser consciente de que soy una persona completa, capaz de ser feliz por si misma, a los demás les confiero el valor de complementos de mi vida. Jamás, bajo ninguna circunstancia, haré acarrear a otro ser humano con la carga que supone hacerme feliz y aún menos encargarme yo de la de otra persona. (Esto es una promesa de meñique conmigo misma XD).

Mi dialogo interno ahora es “la polla, con pan y cebolla”, me divierto tanto conmigo misma que hasta a veces se me saltan las lagrimas y se me pone el vello de punta. 

Me convertí en mi mejor amiga, me quiero, me acepto, me digo más piropos que mi abuela y me doy la mano si me caigo, no me pateo y me insulto por torpe.

No me callo ni media, si algo me molesta lo digo, de buenas maneras, sin ser una energúmena, me gusta aclarar las cosas y no crear malos rollos.

Imagen

Yujuuu!! ha tardado media hora en cargar la foto!!jajajaja 

 

   ¿Y tú? ¿has aprendido a hacerte feliz? ¿Cambiaste algún patrón en tu vida del que te sientas realmente orgullos@?, y si es así…¿cómo lo hiciste, “pardiez”? ¡¡Comparte sabiduría!! Te has quedado flipado con la Caro seriota, ¿¿eh?? jajajajaja

God save the queen…

   Ya es oficial, se lo dije a mi jefe el lunes pasado…¡Me voy! No, no me miréis así que ya he ido avisando poco a poco, os dije que tenia esa sensación en el estómago de cada vez que mi vida va a pegar un cambio, ¡así que la que avisa no es traidora!

 ¡¡Booommmbaaaa!!

    He ido dando la noticia a cuentagotas a mis amigos más cercanos, tampoco era plan de que se enterasen por aquí (si eres un amor de amigo mío y te estas enterando por aquí perdóname, pero no pude estirar más mi poco tiempo libre, pero te quiero igualmente, no te sientas mal <3)

 Me las piro vampiro.

    No, no dejo el ciberespacio, que ya sé que alguno estaba ya soltando un suspiro de alivio en plan “gracias señor por escuchar mis suplicas” sino que dejo Granada, España…¡el mundo!¡Voy a unirme con mi alma gemela en Gáminedes!jajajajajaja. ¡Qué es broma! Me mudo de ciudad y un poquito de país. ¡Ellos tendrán Gibraltar pero que sepan que los españoles estamos colonizando Londres!wuajajajaja Si hijo si, mi destino soñado no es el caribe con un cubano masajeándome la espalda mientras me tomo un daikiri, llámame rara, pero voy a cambiar el sol, la cañitas fresquitas y las siestas por cielos grises, pintas templadas y el té de las cinco (si ese que se toma con el dedito meñique levantado)

 Pateando fuerte la zona de confort.

    Y mucho estaba durando yo aquí ya. Después de un año viviendo sola en Granada, irme de Erasmus a Italia, mudarme a Madrid 3 años, volver a Granada para al mes irme a Reus y vuelta a empezar ya me estaba tocando buscar un nuevo destino. Estoy perdiendo mi inglés (no, no es que tenga un guiri inglés en la recámara y no sepa donde lo puse¬.¬UU), y la verdad es que mis meses en America me dejaron un cierto acento chungo muy nigger (u know what I mean dude, let go to the pary at tueni) ¡así que me voy a que la mismitica reina de Inglaterra me de clases de etiqueta y speech! XDDD

 God save the queen.

    Londres me enamoró desde el primer día que puse mi jamón de jabugo en su acera. Es cosmopolita, trepidante, multicultural y ofrece mil posibilidades. Ya me veo en esa marea de gente trajeada de negro con mi abrigo rosa y mi mochila de campanilla liándola como yo solo se hacerlo.

 No va a ser oro todo lo que reluzca.

    Sé que lo voy a pasar regular los primeros meses, que despotricaré de los ingleses, de su comida y de su estress. pero siembre ha ido así, el proceso de adaptación es costoso pero te forja el carácter y te ayuda como nadie a relativizar así que mira es que hasta lo malo me va a venir de lujo.

 Plan de acción.

    ¡No tengo!jajajajja Ohh my god (mira como domino la jerga loco, ¿¿eh??) si, así soy yo, me fío de mis corazonadas y sé que todo va a salir bien. No tengo un plan milimetrado ni un plan B. Me planto allí, donde conozco a un par de personas y que sea lo que el universo quiera (y como sé que me quiere mucho no me las hará pasar muy canutas, o si, a lo mejor ya me toca un palito…¡tanta zanahoria a veces puede aburrir!)

 Aún así siempre pediré ayuda.

    Help! I need somebody, help!. Como sé que sois amor concentrado (en plan pastilla de caldo) os voy a pedir que si sabéis de alguien que esté por aquellos lares, y quiera echarme una manita siempre será muy bien recibido. Por vuestra parte sabed que, aunque no lo parezca por mi forma alocada de escribir, soy una chica muy responsable y buena gente de la que no tendréis problemas en el caso de ponerme en contacto con algún amigo vuestro, ¡dejare el pabellón español alto!!XDD

Imagen 

Lo único que tiene color allí, las cabinas…XD 

   OMG! ¿Qué os parece a vosotros? ¿Habéis hecho algo así en vuestra vida?Contadme, contadme que soy lo más curiosón del planeta tierra…y de Gáminedes!!XDD

Revelando relatividades…

   En esta vida todo es relativo (lo sé, últimamente estoy que me salgo del pellejo con las perlitas que suelto) ya en la teoría de la relatividad de Einstein se podía observar que…jajajajaja ¿¡Qué te  has creído!? ¿Qué voy a dejar que conozcas mi lado intelectual? Tengo una imagen que mantener, ¡por favor! XDD 

   Y es que el otro día, como ando más pensativa de lo normal, habiendo cambiado el salvapantallas de mi cerebro (es un bizcocho muy mono que baila)  por un incesante chisporroteo de ideas me dió por pensar en lo absurdo de ahogarnos en vasos de agua.

   ¿ No os pasa que a veces nos abrumamos con un problema, para que al día siguiente surja uno mayor y ya el anterior nos parezca una bobada?

   La palabra relativizar no estaba en mi vocabulario hasta hace un par de años, iba por la vida con los manguitos y la burbuja de corcho de serie ( si la rosita esa que cuando ibas a tirarte al agua oponía tal resistencia que te dejaba marcada la tira en la piel XD) yo me ahogaba en vasos de agua continuamente: Todo era un mundo, todo me pasaba a mi y de nada tenia yo culpa (angelito…jajajaja). 

No todo es un mundo, no todo te pasa a tí y nadie más que tú tiene la culpa.

   Y es que realmente estamos donde estamos porque lo hemos elegido así, siempre tendremos la opción de cambiar las cosas, lo que pasa es que es más fácil quedarse en la situación y quejarse que echarle huevos, o moverlos, y ponerle remedio.

 ¿Qué es lo peor que puede pasarte?

   Esa es la pregunta que me hago cada vez que surge un inconveniente en mi vida, si la respuesta no es la muerte, es que el asunto no es tan grave y digo inconveniente porque eso es lo que son las cosas que nos pasan, un problema es tener una enfermedad terminal, el resto solo son situaciones incomodas.  Así que si tu chic@ te ha dejado, estás pasando un duelo, no te llevas bien con alguien, o tienes un problemita de salud, créeme que todo pasará y relativizando las cosas no vas a gastar energía inútil que puede ser mejor empleada, por ejemplo ¡¡bailando como el bizcochito!! XD

Disfruta de las cosas buenas porque pasarán y de las cosas malas porqué también terminarán pasando.

   La cuestión es que es bien sencillo relativizar las cosas, no me estoy refiriendo que ignores problemas yendo felizmente pegando saltitos por la vida, pero sí que utilices una potente arma que todos llevamos de serie. (A mi no me dieron la bazoca al nacer, pensarás, ¡apenas ni la barra de pan! ¬.¬UU)

 El sentido del humor es una arma que está infravalorada.

    Para Jenny Moix, que tiene nombre de actriz porno pero en realidad es  doctora en Psicología y autora de “Felicidad flexible” XD:

   “El sentido del humor es una capacidad que tenemos que entrenar. Sobre todo tenemos que aprender a reírnos de nosotros mismos. Para reírse de uno mismo hace falta salir del ombligo y observarse como si fueras otro. Y ese ejercicio es ideal para distanciarse y tomar perspectiva”

    En eso soy catedrática, me rio de mí la que más (también trae de serie la parte de mosca cojonera que se rie de los demás, jolín, es que a veces son incluso mas divertidos que una misma).

   El otro día hablando con mi amiga “Dorita”, decíamos que somos un poco desastres y que ella no paraba de regañarse por liarla tan parda. Hace tiempo era así, me pasaba el día enfadada conmigo por ser tan despistada, olvidadiza, tener este campo gravitacional que todo lo atrae (balones extraviados, cagadas de pájaros y objetos varios) y sobretodo tener estas manos de gachas que rompen la mitad de las cosas que toca…pero poco a poco fui haciendo pactos conmigo misma, por ejemplo que solo me puedo regañar una vez al día, el resto de las cosas que líe ya me las tengo que tomar con humor (¡imaginaos lo que me puedo reír!). Las “Carolinadas” se suceden, y cuanto más la lío, en vez de sentirme peor, mejor me siento, hasta con las lagrimas saltadas voy por la calle….

 Así que mi consejo es que te rías, de lo bueno, de lo malo e incluso aunque sea políticamente incorrecto, busca el humor en todo lo que te suceda y verás que la vida te va a mostrar su lado más dulce.

Imagen

 ¡Ahí va que chorrazo!

    ¿Y tú? ¿Eres de ahogarte en un vaso de agua o también relativizas?¿Crees que es una buena opción emplear el humor, o prefieres ni intentar “maquillar” la realidad? ¿Cuál ha sido la liada parda más grande que has cometido? ¡Cuenta, cuenta! ¡Que nos echemos unas risas!!

 

Monedas de tres euros…

 

   Hace un tiempo que la vida me pone a prueba, quiere ver como de fuerte (o biloriona que diríamos por aquí) soy en mis convicciones. Si realmente esta persona se ha hecho a lo largo de sus 32 añazos, o simplemente lleva una máscara de buenrrollera, sincera y alocada a partes iguales.

 

   Y digo que me pone a prueba porque yo había llegado a un punto, justo antes de abrir el blog, en el que me importaba más bien cero lo que los demás esperasen de mi, las criticas me la sudaban, yo me veía de lujo como era, quien me amara que lo hiciera incondicionalmente y quien no, pues carretera y manta. No me refiero a tener un ejercito de aduladores al lado que me ria las gracias y me diga lo super-mega-enrollada-cool-que-soy, sino gente que le agrada mi presencia, que acepta las burradas que suelto por la boca (que sé que son muchas y variadas) y sobretodo que sabe que puede contar conmigo para las duras y para las maduras.

 

Los amigos son quienes realmente te conocen y aun así te quieren.

 

 

   A raíz de abrir el blog, con la consiguiente salida de zona de confort, me dí cuenta que a lo mejor me había acomodado demasiado, que esto me hacía esforzarme en direcciones que ni siquiera me había llegado a plantear que fuera necesario. Y llegaron las primeras criticas, que además de bastante light eran constructivas, y yo seguía en mis trece y me las tomaba con humor, porqué no se puede agradar a todo el mundo. Yo misma soy de esas, o me encantas o no te quiero ver ni en pintura (si, lo sé, estoy trabajando en la gama de grises, que ya sé que hay muchos y al igual que los innui con los tipos de blancos, sé diferenciar una gran gama a raiz de mis cinco años entre carboncillos y tintas chinas…).

 

 

La delgada linea roja.

 

 

   La cuestión es que ha llegado un punto en el que veo que a la gente se le empieza a ir la olla con el tema de “mejorar” lo presente. Parece que si tu meta no es ser el summun de la vida ( lo que yo llamo el complejo de “ser la polla con pan y cebolla”), no se te ve una evolución clara y cada vez admites más retos no les vale. Es como que nadie está conforme con lo que ve en los demás, ni en si mismos por ende, y siguiendo con el tema de la aceptación del post anterior, me pareció que este es un punto muy importante. ¿Vamos a vivir encorsetados según espera nuestra madre, pareja, amigo del alma, o por el contrario nos vamos a permitir el lujo de ser auténticos? y ser capaces de estar felices con nosotros mismos, obviando miradas y criticas ajenas.

 

¿Qué es lo que no te dejas hacer?

 

   Qué te apetece salir con una mochila con alitas de ángel, pues hazlo, si a ti eso te hace sonreír, que más te dá lo que piensen los demás, eso es problema suyo no tuyo.

 

   Qué te gusta tener tus bolis ordenados por colores, y a tus amigos les encanta chincharte con eso, ¿vas a ceder tu paz interior por contentarlos?

 

   Qué callarte las cosas va a terminar derivando en un cáncer, todo por no salirte del tiesto, que no, hombre, que no te las calles, porque de verdad hay mucha gente que aprecia la sinceridad, esa es la que tienes que tener en tu vida, no los falsos, cuan monedas de tres euros.

 

   Qué tratas igual a una celebritie que a tu vecina del quinto, seguro que tu vecina del quinto es mil veces más maja y hace más por ti que esa persona con sus 15 minutos de fama así que olé por ti.

 

   Qué no te sale hablarle a los niños con un tono de voz parecido al que utilizarías con tu perro, a mi me parece más respetable hacia ellos, así que deja de poner esas vocecitas, por favor.

 

   Qué exploras nuevos caminos, que no son los habituales, y te terminan poniendo la etiqueta de “new age”, pues te digo yo lo que hago con las etiquetitas…esas yo las dejo para el facebook ¬.¬UU

 

   Qué quieres abrazar a personas que apenas conoces porque te gusta la energía que desprenden, qué odias los convencionalismos de dar dos besos, tú prefieres uno sencillo en la mejilla pero sincero y con cariño o simplemente en cualquier momento no te apetece tocar a alguien y haces una inclinación de cabeza (cuan japa molona), pues que te dé igual que tu madre y tu tía te miren con los ojos desorbitados y te indiquen con la cabeza que des el beso.

 

   Qué prefieres no hacer planes, salir de casa chuparte un dedo y tirar para donde el viento te lleve…pues disfruta de esa sensación de expectación…leñe.

 

   Podría seguir así hasta mañana y no poner en la lista ni una sola cosa de la que harías tú, para ser auténtico y olvidarte de lo que piensen los demás.

 

 

Ahondando en la herida.

 

 

   Nadie a dicho que esto vaya a ser fácil, ni que lo sea en este momento. Normalmente la gente que más cerca tienes es la que más daño termina haciendo, siempre desde su punto de vista de ayudar. Porque siendo sinceros, lo que opine alguien al cual no conozco ni me conoce es mucho mas fácil de obviar que lo me diga mi hermano o una de mis mejores amigas. ¿Qué hacer cuando una critica hacia tu forma de ser o ver la vida viene de alguien a quien aprecias y respetas? Pues pensar “Qué se la pique un pollo”, jajajajaja, no que es broma (bueno a veces es lo mejor, ¿para qué engañarnos?) pues lo que a mi me funciona es ponerme en sus zapatos, intentar comprender porqué me dice, lo que me dice, si realmente es porqué voy a estar mejor cambiando esa actitud, o simplemente es que le molesta a él/ella en concreto. Antes tenia conversaciones mentales con el resto de personas que me conocían bien sobre el tema y no solucionaba nada, ahora voy a la persona en cuestión y pregunto sin tapujos (los pobres me ven aparecer con la frase “mira, ¿tienes un momento? es que necesito hablar contigo”, y echan a correr despavoridos, como si de Godzilla me tratara…jajajaja…había escrito Modzilla, me empiezo a recordar vagamente a mi madre, miedo… >.<).

 

 

   Un ejemplo personal, de esto tan abstracto que trato, sería cuando suelto por esta boquita (de piñón jejeje) algunos de mis pensamientos en voz alta. Yo sé que soy muy bruta y sincera (hasta desgarrar) pero de verdad que no digo nada que los otros no piensen y se callen. Este punto me ha traído muchos quebraderos de cabeza, incluso lagrimas, hasta que conseguí llegar a la conclusión de que eso no es un defecto, bien mirado, los demás se escudan en ser falsos para no herir, perdonen ustedes, pero a mi me hace mucho mas daño tu falsedad y tu sonrisita que tu opinión sincera.

 

 

   Hoy me levanté calentita como podéis observar, me despertó un dolor fuerte en los costados, por lo visto alguien me había intentado encorsetar mientras dormía XD. No señores, eso si que no, no te dejes manipular así tontamente, porqué como quien no quiere la cosa te van mandado su información, sibilinamente, con cuentagotas y cuando te quieres dar cuenta ¡zas! Perdiste tu identidad y te convirtieron en otro borrego más…prrrr. Con lo hermosa que es la diversidad.

 

 

¿Cuando es el mejor momento para plantarte?

 

 

¡Ahora, en este momento, hoy!

 

 

   La vida es corta para andar amargándose representando la película que los otros creen que debes vivir, en su eterna sabiduría, eres el protagonista de tu vida, coge el timón, ponte al pañuelo más hortera que veas en la cabeza y aprovecha los vientos. Sin importarte nada si te estampas contra la primera roca que pilles, ya te reirás de eso también, créeme…y a las malas hasta puede que te hagas profesional en arreglar cascos de barcos ¿Quién sabe?

 

                                                                                              Imagen

No me deja centrar la imagen “#~<+* (¡Albricias!)

 

¿Y tú? ¿Estás cansado de la falsedad de esta sociedad?¿Te gustaría permitirte el lujo de ser tú mismo pero hay algo que te frena?¿Que harías si supieras que nadie va a juzgarte por ello?….y…¿a ti también se te clavan las ballenas de los corsés? ¡Diox, que suplicio!

 

 

 

 

 

2. 0. 1. 3

 

   El otro día hice una rewiev de mi vida vivida (chic@ que supertrendy que hablo >.<), básicamente fue un echar la vista atrás, en todos los sentidos, profesional, familiar y sentimentalmente. Y no me gustó demasiado lo que vi, había partes muy interesantes, puntuales pero en general creo que en el pasado el caos y la negatividad dominaban mi vida pero…

 

Soy de quedarme con lo positivo, nunca negatiiivvvvooooo.

 

   No pretendía hacer un resumen de estos típicos de nochevieja, pero por otros motivos tuve que rememorar y me ha parecido una muy buena idea resumir este último año, del que por fin, me estoy sintiendo muy orgullosa. Mi memoria de pez hace que mezcle fechas, meses, acontecimientos…¡que sería de mi sin mis amig@s que siempre me recuerdan que ya me estoy liando y las cosas no pasaron así!Pero de este 2013 aun no me he olvidado.

 

Mi corazón se rompió y se repuso.

 

   Comencé el año con una relación, el chico perfecto, mi familia lo adoraba y me hacia feliz, pero circunstancias del destino para Marzo terminó…¿y como es que te sientes orgullosa de esto Mari flor? Pues porque fui capaz, por primera vez en mi vida, de gestionar mis emociones, de ser coherente y saber que el mundo no iba a terminar ahí, descargar las lagrimas necesarias, secarme los ojos y seguir para adelante…Mucha gente confundía mi actitud con que no estaba enamorada, y eso es porque ellos aún no han llegado a este punto, no me ofendía, sonreía para mis adentros y me chocaba los five a mi misma…¡Olé por ti Caro, y tu super-mega-gestión de tus emociones!.

 

Desintóxicandome.

 

   Dejé a gente por el camino, siempre he sido de aferrarme a mis amistades, luchar con uñas y dientes por ellas, aunque me hirieran, aunque sintiera que se aprovechaban de mi o me ninguneaban, siempre había una excusa y aunque me fallaran mil veces en el momento de que ellos me necesitara jamas fallé…quizás este ha sido el punto mas duro para mi, dejar ir, soltar lastre y quitarme gente toxica de mi vida, que sé que estoy sufriendo yo más que ellos fijo, porque sigo siendo así de tonta…¡pero vuelvo a chocarme los five por salá!.

 

Vida sana por doquier.

 

   He implantado cinco nuevos hábitos en mi vida, madrugar más, meditar, comer sano, hacer deporte regularmente y ser mas ordenada. ¡En un año! Si es que se me va a caer la mano de tantos ¡“gimme five campeona”!.

 

Fui a buscar trabajo y me comieron…

 

   Estaba muy perdida profesionalmente, y aunque sigo casi en el mismo punto que a principios de año mi actitud ha cambiado completamente, y a raíz de una conversación seria con mi jefe la cosa ha mejorado muchísimo. ¡Así que otros five por sacar a pasear al genio que llevo dentro y hacerme valer!.

 

Me desvirgué…blogeando, ¡¡blogeando!!.

 

   Comencé este blog, partiendo de cero (por si no lo habíais notado vamos…jajaja), lo cual me permitió vencer mis miedos, esforzarme con mi gramática y ortografía (si, y aunque tampoco se note le pongo empeño y creo que progreso adecuadamente^.^), aceptar críticas (esto era lo que más me echaba para atrás) pero sobretodo conectar con gente maravillosa con las cuales comparto inquietudes y risas…creo que este punto es el que me compensa haber soltado lastre ya que he incluido este bagaje tan enriquecedor.

 

Moví el culo, no solo en la disco.

 

   He iniciado un proyecto que llevaba años en mi cabeza, he levantado el culo del sofá, he salido de mi zona de confort y gracias a mi Kate (paciencia es poca, ¡¡¡porque no os podéis imaginar la odisea de crear una pagina web utilizándome a mi como manos y ojos!!!jajajajaja), lo estoy haciendo realidad, aún le quedará un par de semanas pero lo comencé antes de que acabara el año, ¡así que cuenta como que lo hice en este!, ¡Five, five y five!.

 

Dejé de mirarme el ombligo…

 

   Y ya por último, y no menos importante, he puesto en marcha mi propio proyecto solidario<3.

 

   Me ha costado meses, chico parece que les ofreces algo gratis y recelan, pero ya he impartido mi primer taller de automaquillaje en una asociación de mujeres maltratadas y en enero tengo otro más.

 

   Es genial ver como esas mujeres que han tenido unas historias tan desgarradoras se recomponen y encima se animan como para querer aprender a sacarse partido y verse guapas. La verdad es que más que ayudar yo, me ayudaron a mi, me lo pasé pipa, con muchas risas así que aquí los five los choco con ellas.

 

    En perspectiva creo que este ha sido unos de mis mejores años, a pesar de las bajas en el camino y lo múltiples accidentes sufridos (yo creo que ya tengo el cupo para dos años, ¡y el que viene no me voy ni a estrellar contra el pomo de la puerta!¬.¬UU  Maldito pomo, qué me la tiene jurada…Grrrrr).

 

Qué espero del 2014:

 

  • Hacer el viaje que tengo en mente.

  • Pegarle un buen meneo a mi vida, que la veo muy tranquilita en su sofá con su manta.

  • Terminar el curso online de programación de Harvard en el que me inscrito (vaya berenjenales, y como me gusta meterme en ellos, tengo para un pisto de aquí al 2020).

  • Prepararme para algún tipo de competición que requiera un buen entrenamiento físico y un reto para mi (no voy a hacer la ironman ni una maratón, descuidad, vais a tener Caro chan para rato).

   Esos eran mis propósitos épicos pero con cumplir los siguientes ya me daré con un canto en los dientes!jajajaja.

 

  • Prestar más atención por donde piso.

  • Calibrar mi gps interno, ¡no voy a perderme más!(o por lo menos no tanto).

  • Ser más asertiva, no es no.

  • Trabajar mi dislexia de izquierda y derecha (o era derecha e izquierda ¬,¬UUU).

  • Aniquilar a todos los conejitos blancos que me cruce en mi camino (¡tranquil@ solo comprobaba tu nivel de atención!jajajaja).

Imagen

¡Uyy! Veo esta imagen y ya me pica la nariz…

   ¿Y tú?¿Ya has apuntado en un papel todo lo malo para quemarlo?¿Tienes propósitos más altos que los míos? (¡te lo he puesto chupao!) ¿También te entran ganas de matar conejos blancos a abrazos?, ¡si es que son tan loviables!<3.