Las tribus de mi vida…

   Nunca me había planeado la importancia de pertenecer a un grupo, una tribu como se le denomina ahora. Ya que tengo amigos de lo más dispares desde los del colegio, lo de mi urbanización de veraneo, pasando por el instituto, lo del primer año de ciencias ambientales, los del segundo año, los de japonés, los de estética, de bellas artes, del Erasmus, los de Madrid, los de la época de azafata y los de mi últimos años en Granada, más los que se me han cruzado en el camino, no, no los colecciono, pero me quedo con lo mejorcito de cada sitio que frecuento, dos o tres a lo sumo…Y siempre me las he apañado bien incluso para juntarlos en eventos y hacer que todos congeniaran, ¿ellos son mi tribu? Pues no, ellos son mis amigos, nos parecemos cero, me gusta la variedad y también el ver nuestros diferentes puntos de vista. Los quiero a morir (yo por mis amigos mato, maaatoooo) y me siento felicísima de tenerlos en mi vida pero….

 ¿Qué es entonces una tribu?

    La tribu a la que yo me refiero es un conjunto de personas, a las cuales no tienes que conocer personalmente, pero tienen tu mismo objetivo a grosso modo en la vida, están ahí para apoyarte en modo de networking, para estimularte y miran en la misma dirección que tú en todo momento. Compartís inquietudes, os echáis una mano , puedes contarles locuras que sabes que el resto de tu entorno no entendería ni apoyaría. Sé que llevo un tiempo muy cansina, y es que estoy tan orgullosa de haber dado con una comunidad tan genial gracias a Ángel que tengo que gritarlo a los cuatro vientos.

 No, mami, no es una secta…casi seguro.

    Aunque mi mente se pase el día con ellos, salgan una vez por minuto en mis conversaciones, meta a gente variopinta cada mes en casa e intente captar a todo el que se planta por delante…(Jolín ahora que lo pienso, solo nos falta raparnos la cabeza y donar todas nuestras pertenencias!!)¡¡¡Sacadme de aquiiii!!! jajajajaja

 La importancia de ese sentimiento de pertenecía.

    Somos seres sociales (unos más que otros, sino que se lo digan a los pobres con el hikikomori), necesitamos del grupo para sobrevivir, el sentirnos integrados es importante para nosotros. Incluso en el mundo animal se puede observar que la manera de hacer que un individuo “muera” es repudiarlo y dejarlo solo a su suerte ( ¡qué crueldad intolerable!).

 ¡Jau jefe!

    Existen mil millones de tipos de tribus desde los trekkies, a los moteros pasando por la iglesia, no tenemos porque quedarnos en una sola, podemos pertenecer a varias. Yo, de hecho, me he ido moviendo de una a otra según iban evolucionando mis gustos, por un momento imaginemos a esa Caro otaku, que disfrutaba con el cosplay (disfrazarse de sus personajes de manga favoritos) y cantar en los concursos de karaoke (no, no te flipes que no te voy a enseñar ni un solo documento gráfico de esa época >.< ), ¿Qué hubiera sido de mi sin mi tribu de frikis con los que organizar mis viajes a los salones del manga, hablar del pastizal que nos gastamos en mercha (merchandising, figuritas, cómics y demás polladas inservibles pero kawaiis hasta morir) e ir a bailar a la discotaku? o tal vez en mi época de artistilla ¿Con quien organizar viajes a ver las exposiciones mas guais, divagar sobre lo etéreo del arte o simplemente quedar para apestar juntos a aguarrás y comparar quien tenia las uñas mas sucias? ¿o en esa otra en la que maquilladores, modelos y fotógrafos quedábamos solo por el arte de hacer unas fotos preciosas y charlas sobre nimiedades como la nueva colección de Gaultier? Ya no frecuento ese tipo de tribus pero en cambio voy buscando nuevas y es uno de los motivos de moverme de ciudad (además de mi yonkismo crónico) , estar más cerca de la nueva que me interesa ahora. Y aunque ya dije que no es un requisito primordial el estar en contacto físico, con internet e esta todo conectado hoy en día, tú que me conoces sabes que soy muy de amor,  abrazos y cuanto lo necesito…Así que me voy al país más cálido del mundo, con la gente más efusiva…¿Espera, que demonios estoy haciendo? jajajajaja

ImagenMira los negricos que monos como saltan de felicidad, ¡¡igualito que yo en la disco!! 

Requisitos para mi nueva tribu:

  • Gente inquieta y curiosa.
  • Interesados en conocer otros idiomas y culturas.
  • Que tengan necesidad de crecimiento interior.
  • Interesados en la espiritualidad.
  • Muy muy divertidos (o por lo menos tan sosos que no te quede otra que reirte)
  • Expresivos (sin miedo a hacer locuras, y a decir lo que piensan en cada momento)
  • Entusiastas de la vida.
  • Maestros en el arte amatorio (en todos sus aspectos ;))
  • Con una paciencia infinita, para acogerme con todas mis dudas (a veces estoy espesica)

    ¡¡Para “aplicar” pulsa al sobrecito kawaii!! Si crees que cumples lo requisitos estás de suerte…jajajajajaja (lo sé, estoy fatal, como dice mi madre “Habrá que quererla…” XD)

    Nuevamente vengo con un video para los más valientes, está todo bien explicadito (Sin mi arte por supuesto, el arte de los paréntesis solo lo domino yo ¬.¬UU)

Paranoia del día, reconocer que la portada del libro está pintada por Juan Genovés, lo vi en ARCO en el 2002 y hasta hoy (ohh zeñooo aún hay esperanza para mi)

    ¿Qué? ¿Te has animado a unirte a la mía o es que perteneces ya alguna? Filateros por el mundo también vale como tribu, ¡¡y es compatible con la mía!! ¡¡Yujuuu!!

 

PD: Este post lo escribí antes de irme a Londres el miércoles pasado, lo he programado para que se publique solo el martes por la mañana…¡¡qué dios nos pille confesados porque como funcione voy a estar de un subidito…jijiji!!!

Anuncios